Local

RECTORA: LA VIOLENCIA DE GÉNERO NO ES EXCLUSIVO DE LA UAQ, PERMEA EN TODAS LAS ESFERAS Y ESPACIOS SOCIALES.

¿Qué pasa en la UAQ?

Es la pregunta que muchas y muchos cibernautas se hacen ahora. Pasa lo que es natural en una universidad: la libre expresión de sus estudiantes.

La razón, el hartazgo por la violencia de género. Este problema no es exclusivo de la UAQ, permea en todas las esferas y espacios sociales. ¿Por qué entonces la UAQ tiene el reflector? ¿Será que no se hace nada?

La respuesta es lo contrario, la violencia de género al interior de nuestra universidad es una deuda histórica. Pero esta historia tiene un antes y un después. Antes del 2018 no existía nada, efectivamente. No había protocolos ni estrategias y el tema casi tabú. A partir de 2018, gracias a muchas y muchos universitarios, se construye un primer protocolo y una Unidad de atención contra la violencia de género: la UAVIG.

La implementación y operación del protocolo ha sido muy complicado. Requiere de la colaboración de la comunidad universitaria. Requiere del compromiso individual y colectivo. Una sola persona no puede responder. El proceso ha ido madurando para contrar hoy con casi 300 denuncias atendidas y en proceso en 5 años.

Decir que la UAVIG no hace su trabajo es mentir. Lo hace de la mejor forma pero la UAVIG no es solo ese grupo de ochos mujeres maravillosas, también se involucra a las autoridades, a los enlaces, a las y los orientadores. Se debe involucrar a la comunidad entera para denunciar y dar seguimiento a las denuncias.

Así entonces, se trata de una labor colectiva. La UAVIG, como unidad, está cumpliendo con su trabajo, con aciertos y errores y evolucionando para estar a la altura. ¿Nosotras y nosotros como comunidad lo estamos haciendo?

Hoy nuestras y nuestros estudiantes lo hacen, alzan la voz y marcan la ruta. Hoy se manifiestan con toda libertad y denuncian casos de violencia de género sin tapujos. Pero estas denuncias nos conciernen a todas y todos. Algunos son casos de los que las y los propios estudiantes desconocen su proceso. Otros son casos que no han podido ser atendidos por falta de elementos. Todos deben cumplir el debido proceso. Otras son fallas que debemos atender.

Asumimos que nuestros procesos internos deben mejorar y si, debido a eso, no se ha dado la atención necesaria, pedimos disculpas.

Sin embargo la UAQ está trabajando. Se es así, ¿por qué se nos señala? Porque para resolver un problema debemos primero reconocerlo y, al hacerlo, hay que destapar la cloaca. Hay que exponerse y salir de frente.

Si piensas que la UAQ no hace nada para resolver los casos de violencia de género, pregúntate también ¿Qué estás haciendo tu? ¿Ejerces violencia también?

Finalmente, decir que en este tránsito debemos apostar a la cultura de paz. La intolerancia no ayuda. Sancionar actos de violencia no es la solución, la solución es no tenerlos.

En este proceso llegaremos a acuerdos y compromisos, porque para eso #SomosUAQ

Mensaje publicado por la Rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro Dra. Teresa Garcia Gasca. Sábado 1 de Octubre de 2022

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba