Local

JUEZ FEDERAL DA LA RAZÓN A LAS ENFERMERAS, OBLIGA A GOBIERNO DEL ESTADO A DOTAR TODOS LOS INSUMOS E INDUMENTARIA AL PERSONAL DE SALUD.

Juez Federal ampara y protege al personal médico ante omisión del Gobierno del Estado de Querétaro.

Las autoridades responsables deben otorgar de manera oportuna los insumos necesarios, adecuados y suficientes para tratar pacientes que pudieran haber contraído COVID-19, con independencia de su sintomatología.

El nivel de protección para el personal de salud debe ser reforzado, ante el riesgo latente de interactuar con pacientes infectados con el virus.

Al infectarse el personal médico trae como consecuencia que el sistema de salud se debilite y la capacidad en la atención de enfermedades se disminuya.

Luego de que la Secretaría de Salud difundiera un boletín asegurando que el Jueces Federales habían desechado los amparos promovidos por las enfermeras del Hospital del Niño y la Mujer y del Hospital General de Querétaro, al determinar que el incidente no tiene fundamento, en razón de que “No se considera que las autoridades hayan vulnerados los derechos humanos, pues aplicaron las medidas y acciones sanitarias de contención y prevención de contagio y propagación del COVID-19”, el Juez Cuarto de Distrito mediante sentencia del 30 de septiembre de 2020, dentro del juicio 305/2020, declara que LA JUSTICIA DE LA UNIÓN AMPARA Y PROTEGE AL PERSONAL DE SALUD en contra de la omisión del Gobierno del Estado de Querétaro para entregar los insumos mínimos al personal de salud para hacer frente a la pandemia.

La autoridad judicial señaló que se trata de evitar la violación del derecho a la salud, de los trabajadores de este sector, dentro de los centros donde se prestan servicios médicos.

Además, se debe tener presente que los centros de atención a la salud son entornos peligrosos; por lo que irremediablemente, las condiciones laborales inseguras conducirían a una reducción del personal, lo cual, en una situación pandémica como la que se presenta al momento en que se dicta el presente fallo, se traduce en la disminución de la calidad de la asistencia privada y con ello un detrimento del bienestar de la sociedad, ante la falta de personal capacitado y con insumos necesarios para garantizar su salud, no solo de los usuarios del servicio, sino también de los prestadores del servicio a la salud.

La autoridad judicial señaló que el nivel de protección debe ser reforzado para el personal de salud, ante el riesgo latente de interactuar con pacientes infectados con el virus (independientemente que el hospital en el que laboren sea o no de los que se atiende primordialmente COVID, o bien, estén los quejosos en áreas de bajo riesgo del contagio de COVID), lo que los hace vulnerables a la enfermedad, de la cual no hay, hasta el momento, evidencia científica de vacuna o tratamiento curativo eficaz; revela la existencia del riesgo no solo a la salud, sino en su vida e integridad personal.

Ante ello, los quejosos refieren que las autoridades responsables han sido omisas en proporcionar los instrumentos materiales de protección personal necesario e idóneo para el desempeño de sus funciones, específicamente en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer del Estado y el Hospital General de Querétaro, respectivamente, durante la actual contingencia sanitaria, por lo que dicha omisión contraviene al derecho al más alto nivel posible de salud física de los justiciables ante la situación actual de la pandemia.

En este sentido resulta necesario que el personal de salud en todo momento este protegido con los insumos necesarios como si atendiera ese tipo de pacientes (sospechosos), a fin de garantizar, no solo la salud de los quejosos, sino también de la población que acude al nosocomio en el que estos laboran para su atención médica, evitando con ello el riesgo latente de contagios en el personal de salud y la propagación del virus.Dicha omisión por parte de las autoridades locales produce un alto riesgo de contagio y al infectarse el personal médico trae como consecuencia que el sistema de salud se debilite y la capacidad en la atención de enfermedades se disminuya.Por lo que las autoridades responsables deben otorgar de manera oportuna los insumos necesarios, adecuados y suficientes para tratar pacientes que pudieran haber contraído COVID-19, con independencia de su sintomatología; tales como mascarillas médicas que cumplan con la norma N95 o una equivalente, bata médica, guantes, protección ocular (caretas), gafas protectoras (googles), bolsas para desecho hospitalarios, jabón líquido, soluciones a base de alcohol para higiene de manos y para desinfectar superficies, para que los quejosos no corran riesgo de contagio.

Con esta resolución queda claro que las autoridades locales sanitarias han sido omisas y han violentado los derechos de los trabajadores de salud, exponiendo a los trabajadores y a la población en general al no dotar de los mínimos materiales e indumentaria para prevenir el contagio del virus SARS-COV2.

SENTENCIA POR LA CUAL A JUSTICIA DE LA UNIÓN AMPARA Y PROTEGE AL PERSONAL DE SALUD EN CONTRA DE LA OMISIÓN DEL GOBIERNO DEL ESTADO.
LAS AUTORIDADES RESPONSABLES DEBEN OTORGAR DE MANERA OPORTUNA LOS INSUMOS NECESARIOS, ADECUADOS Y SUFICIENTES PARA TRATAR PACIENTES QUE PUDIERAN HABER CONTRAÍDO COVID-19, CON INDEPENDENCIA DE SU SINTOMATOLOGÍA; TALES COMO MASCARILLAS MÉDICAS QUE CUMPLAN CON LA NORMA N95 O UNA EQUIVALENTE, BATA MÉDICA, GUANTES, PROTECCIÓN OCULAR (CARETAS), GAFAS PROTECTORAS (GOOGLES), BOLSAS PARA DESECHO HOSPITALARIOS, JABÓN LÍQUIDO, SOLUCIONES A BASE DE ALCOHOL PARA HIGIENE DE MANOS Y PARA DESINFECTAR SUPERFICIES, PARA QUE LOS QUEJOSOS NO CORRAN RIESGO DE CONTAGIO.

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button